¿Quieres quemar calorías y perder peso? ¡Anda!

¿Has oído alguna vez la frase si quieres quemar calorías, muévete y si quieres quemar más calorías, muévete más?  Pues una forma fácil de conseguirlo sin mucho esfuerzo es andando. Caminar puede ser la mejor actividad aeróbica para dejar de el sedentarismo y perder esos kilos de más.

Veamos un programa de caminatas simple y cómo podemos quemar más calorías intensificando el esfuerzo

 

¿Cómo debemos iniciar ese programa de caminatas?

El programa de caminatas será más o menos intenso dependiendo de la forma física de cada uno:

  • Persona sedentaria

Una persona sedentaria debe empezar con caminatas lentas y cortas y aumentar gradualmente la frecuencia, el tiempo y la intensidad de las mismas.

Una vez que logremos caminar una distancia sin mucho esfuerzo, debemos aumentar el ritmo y balancear los brazos exageradamente. Se ha comprobado que exagerar el balanceo de los brazos (adelantar un brazo y el pie contrario) mientras andamos, ayuda a perder más calorías que si los movimientos son pequeños o si se adelanta el mismo pie y brazo a la vez.

El objetivo es mantenernos activos alrededor de una hora al día. Cuando veas que estás cogiendo fondo y que poco a poco aguantas más, una alternativa puede ser realizar dos días a la semana caminatas más largas y el resto que sean más cortas. Recuerda que lo primero que hay que trabajar en un ejercicio físico o deporte es la frecuencia, luego la duración y por último la intensidad.

  • Persona activa

Una persona activa puede quemar más calorías aumentando la intensidad del ejercicio físico. Cuando incrementamos la intensidad, no solo quemamos más calorías, sino también el tiempo que continuamos quemando calorías una vez finalizada la actividad. Tras realizar actividades físicas de baja intensidad, el organismo deja de consumir calorías. Sin embargo, en actividades físicas de alta intensidad sí lo hace.

Actividades por intervalos

Un ejemplo de deportes en los que sigues quemando calorías en reposo son las actividades por intervalos, esto es, actividades físicas que implican repeticiones relativamente intensas de la actividad, seguido de periodos de recuperación cortos, como son:

  • El spinning, una actividad física donde la intensidad del ejercicio varía en función de los cambios de frecuencia del pedaleo y los cambios de resistencia que se realizan.
  • Los programas de caminatas. ¿Cómo una caminata puede producir este efecto? Variando la intensidad del ejercicio. Si durante unos minutos trabajamos a alta intensidad caminando muy rápido y después más lento y realizamos estas series varias veces, lograremos quemar más calorías y nuestro organismo estará más activo.

Como puedes ver cualquier ejercicio físico puedes convertirlo en una actividad por intervalos. Lo primero es elegir un deporte que nos motive y después entrenarnos. Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

Lecturas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Podría
interesarte

Ir arriba