¿Qué alimentos evitar durante la lactancia materna?

La dieta de la madre durante la lactancia materna debe ser variada y equilibrada. Los mitos sobre reglas dietéticas son una barrera para el amamantamiento y no tienen base científica. Además, tampoco existe evidencia de que al tomar más líquidos o determinados alimentos se aumente la producción de leche.

¿Qué alimentos evitar para no modificar el sabor de la leche?

El lactante sano, alimentado exclusivamente al pecho, no precisa suplementos vitamínicos o minerales hasta los seis meses de vida. Solo en algunas situaciones especiales, bajo indicación del pediatra, pueden ser necesarios determinados suplementos. Es el caso de los recién nacidos prematuros o con algunas deficiencias congénitas.
En la madre que está en periodo de lactancia no es necesario retirar ningún alimento de la dieta. Casi todos los alimentos pueden modificar el sabor de la leche, sobre todo los que contienen sustancias volátiles como el ajo, cebolla, apio y col, entre otros. Esta modificación del sabor es beneficiosa para el bebé, porque así se acostumbra a probar nuevos sabores y facilita la introducción de los alimentos sólidos cuando se introduzca la alimentación complementaria, es decir, las primeras papillas.
Ningún alimento consumido por la madre provoca gases en la leche o en el niño que puedan provocar cólicos, solo en casos muy concretos: algunos alimentos, como leche de vaca o el huevo, pueden desencadenar reacciones de tipo alérgico que provoquen dolor abdominal, en especial si hay antecedentes de alergia.
No obstante, si la madre observa que al comer algún alimento concreto el niño rechaza el pecho o tiene más cólicos de lo normal, se debe intentar evitar durante un tiempo dicho alimento por precaución. Lo más importante es el sentido común, ya que no hay evidencia científica que obligue a alguna restricción o prohibición dietética durante el periodo de lactancia.

Más información sobre qué alimentos evitar durante la lactancia materna en el siguiente vídeo, junto a la pediatra Pilar Díez: 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Podría
interesarte

Ir arriba